2290 Views |  Like

Podas de verano: dar forma a las plantas leñosas mientras crecen

Tal vez creas que los árboles y los arbustos ha de ser podados únicamente en invierno, cuando las ramas sin hojas nos harían creer que no hay vida en ellas, y que nuestras intervenciones no las afectan.

Pero casi todas las plantas pueden ser podadas durante la vegetación, mientras crecen activamente. Este tipo de poda, también llamado aclareo de rama, contribuye muy positivamente a la salud de las plantas en general, y nos ayuda en el jardín a mantener su forma y tamaño dentro de los límites deseados.

Por otra parte, en verano disponemos de más tiempo para apreciar nuestros arbustos, y podemos dedicar algún rato más a su cuidado.

En primer lugar hemos de tener en cuenta que cada especie vegetal responderá de diferente forma a una poda de verano, y eso es debido a la larga evolución que ha seguido la especie hasta llegar a su configuración actual.

Las plantas crecen para adaptarse a su ambiente, y muy en particular a los herbívoros que las devoran. En este sentido, y para defenderse, algunas especies han desarrollado pinchos, como las acacias y los rosales, o venenos como las adelfas y la hiedra, otras, la mayoría, sencillamente crecen para compensar las hojas que se perderían consumidas por los animales. En el jardín nosotros hemos de actuar en substitución del herbívoro, y eliminar selectivamente algunos brotes y ramas escogidos. La planta lo necesita para vegetar sin problemas, ya que sin ese aclareo, el exceso de hojas puede acabar provocando graves desequilibrios fisiológicos. Además la correcta selección de las partes a eliminar, nos redundará estéticamente en el conjunto del jardín.

Cualquier poda en vegetación provocará la aparición de gran profusión de ramillas nuevas. Un ejemplo de este comportamiento lo tenemos en el tejo, o el laurel, que por ello han sido utilizados en jardinería para crear borduras a modo de muro, formas esféricas perfectas, e incluso esculturas.

En la época de vegetación conviene podar con tijera, no con sierra. El corte de la tijera, que ha de estar afilada, es mucho más limpio, cicatriza rápido e impide la entrada de gérmenes, muy activos con temperatura alta y riego. Podemos aplicar el serrucho a ramas muertas, cortando cuidadosamente por encima de las últimas hojas vivas, y siempre que apliquemos un cicatrizante a la herida. Es muy importante que desinfectemos también las tijeras y los serruchos al cambiar de planta, ya que podrían haber gérmenes en la savia de la que hemos cortado que, sin afectarla, pudieran ser letales para la planta que podaremos a continuación.

Tened en cuenta que hay que observar el arbusto antes de empezar, y hacerse un dibujo mental de cómo queremos que quede, de las ramillas que han de ser eliminadas, y de la forma final que tendrá el vegetal. Puede ser conveniente marcar antes de empezar, con tiza blanca o una cinta vistosa, las ramas que pretendemos eliminar; después y antes del primer corte, conviene que volvamos a mirar el arbusto, ahora marcado, para las correcciones finales.

Hay algunas excepciones a esta regla general de la poda en verde, como no podría ser de otra forma. Todas las plantas que acumulan líquido en su interior, como las higueras, o las poinsetias y otras euforbiáceas, podrían morir al ser podadas en verano. La naturaleza las ha protegido con venenos y sabores amargos en la savia, olores nauseabundos y pelillos urticantes, que alejan a los herbívoros de sus hojas, pero la acción de nuestras tijeras no estaba prevista. En estos vegetales, y dado que hay que evitar el corte, lo que se hace para controlar el crecimiento es estrangular las ramillas tiernas, con ligaduras de diverso tipo, que detienen la aportación de savia, a la vez que favorecen el desarrollo de otras partes del vegetal que nos interese propiciar.

El estrangulamiento de ramas, y el pinzamiento de yemas de madera, son técnicas habitualmente aplicadas en el cultivo de bonsáis. Ayudan muy efectivamente a controlar el crecimiento y la forma de las plantas, pueden ser muy útiles en el jardín, y por ello les dedicaremos otro artículo.tijeras