811 Views |  Like

Plantas vivas

En 2011, la Unión Europea decidió financiar un proyecto científico que tiene por objetivo conocer las respuestas eléctricas de las plantas a los estímulos exteriores, para modelizarlas y poder interpretarlas correctamente.
El proyecto, bajo el acrónimo PLEASED, está coordinado por el Dr. Andrea Vitaletti del WLAB, en Florencia. La web del proyecto es www.pleased-fp7.eu.
En el informe del primer año de trabajos, el equipo científico ha comunicado que tiene resultados que demuestran la respuesta de las plantas a diferentes estímulos, de una forma repetitiva y repetible. Esta constatación corrobora los experimentos de Cleve Backster (1968) y los postulados que Christopher Bird y Peter Tompkins expresaron en su libro “La vida secreta de las plantas” (1974), y que en su día fueron fuertemente atacados por la comunidad científica.
En resumen y para profanos: Los viejos trabajos de Backster, Bird y Tompkins, indicaban que las plantas responden a su entorno, y entre otras cosas, a las actitudes, pensamientos y acciones de los humanos que estamos cerca. El proyecto PLEASED confirma, por parte de los científicos, la hipótesis inicial de Backster: las plantas sienten y reaccionan.
Así que la próxima vez que te acerques a tus plantas, piensa positivamente en ellas, porque parece ser que pueden sentir tu actitud, y responder en consecuencia.
Una de las personas que más me enseñaron sobre agricultura, viejo horticultor de Lleida, de forma instintiva tenía en cuenta que las plantas sienten nuestros pensamientos, y en consecuencia se acercaba a ellas con cariño y respeto.
Se trata de seres vivos, no de muebles o rocas, así que ¿Por qué no intentar comunicarnos?
En particular las plantas ornamentales, que no están sometidas a las exigencias productivas de la horticultura, y reciben cuidados constantes de riego, abonado y eliminación de plagas, podrían convertirse en tu banco de pruebas. Os animo a experimentar con ellas un intercambio positivo, dando protección humana y recibiendo paz vegetal.
Por tanto, no es lo mismo tener una planta viva en nuestro comedor que tener una imitación de trapo, alambre y plástico, por muy bonita que se vea.
La próxima vez que te veas envuelto en la agradable sensación de reposo de un entorno ajardinado vivo, recuerda a los científicos de PLEASED y su trabajo. Las puertas del futuro están abiertas, y las plantas serán parte protagonista de esta nueva forma de entender el medio ambiente humanizado.