1221 Views |  1

Plantas de interior, plantas de exterior

A menudo me consultan sobre si una especie vegetal determinada sería  conveniente como planta de interior. La respuesta es… depende.

Las especies vegetales han evolucionado durante miles de años para adaptarse a diferentes hábitats. Cada nicho ecológico se define y diferencia por unas condiciones de iluminación, temperatura y humedad.

Supongamos que una planta ha evolucionado en el sotobosque de la selva tropical. Entonces:

  • Es una planta que tolera bien la sombra
  • Que no necesita periodos cíclicos de frio
  • Además es de crecimiento lento.

Pero ¿se adaptará a un interior de vivienda? Pues si vives en una zona muy fría, con potente calefacción en casa, la planta probablemente sufra por el bajo nivel de humedad de tu hogar en invierno, y tendrás que humedecerla con un pulverizador casi a diario, o se morirá.

El mismo razonamiento cabe para plantas crasas y los cactus, que evolucionaron en desiertos, y que necesitarán estar cerca de una ventana bien soleada, y muy poco agua.

Por tanto, para elegir una planta de interior hay que seguir ciertas pautas:

  • Decidir primero donde la vamos a situar, analizar las condiciones de luz, temperatura y humedad de ese espacio en particular
  • Buscar que plantas nos gustan para ese espacio, informarnos sobre su origen, y
  • Seleccionar solo aquellas que proceden de un hábitat similar o asimilable al espacio al que las destinaremos.