749 Views |  Like

Enero, tiempo de regenerar el jardín

Enero es el mes adecuado para la limpieza y regeneración del jardín, es el tiempo de descanso de la vegetación, conveniente para planear y reorganizar la distribución y características de las plantas, tiempo de reflexión para el jardinero que ahora no tiene tareas urgentes ni plagas molestas.

Si no te gusta tu jardín o terraza, este es el momento de plantear y realizar cambios. Elimina las pantas agotadas, renueva la tierra y planifica las labores necesarias.

Febrero será el mes de las podas y plantaciones nuevas, pero antes en el mes de Enero tendrás que decidir que quieres y donde lo quieres, para arrancar lo viejo y disponer de unas semanas para preparar el terreno.

Si has decidido eliminar algún arbusto o árbol, recuerda que cuando lo arranques, lo más importante es dejar el suelo libre de raíces. Cualquier resto de raíz muerta es un reservorio de hongos y bacterias patógenos que podrían enfermar la planta que substituya la arrancada.

Por el mismo motivo sanitario, conviene que la planta que substituya a la arrancada no sea de la misma familia. Por ejemplo, si has arrancado un manzano, no plantes en su sitio otro manzano, pero tampoco un peral, ya que los microbios de las raíces del manzano que arrancamos, que pudieran quedar en el terreno, estarían en disposición para atacar a la nueva planta, de raíces tiernas y dañadas por las operaciones de trasplante.

Las normas para la renovación de arbustos y árboles son:

  • Planifica con cuidado que plantas substituirás y cuales serán las que las substituyan.
  • Nunca substituyas una planta leñosa por otra de su misma especie, género ni familia.
  • Arranca la planta en Enero.
  • Extrae cuidadosamente todas las raíces.
  • Añade estiércol viejo o humus de lombriz, y mézclalo con la tierra. Acelerará la descomposición de las raicillas.
  • Deja el hoyo abierto como mínimo durante tres semanas. Esto favorece la descomposición de las pequeñísimas raíces que podrían haber quedado en el terreno.
  • Las heladas de Enero contribuyen a la preparación del terreno, ya que el hielo abre la tierra y la esponja de forma natural.
  • Programa la plantación para el cuarto menguante o luna nueva de Febrero.

En jardines y terrazas las plantas leñosas constituyen el elemento central, el eje alrededor del cual se estructura todo el espacio ajardinado.

Es fundamental escoger bien este tipo de plantas: te ha de gustar, porque dará el tono a todo lo que la rodee, como la nota central de una melodía.

Mejor adquirir una planta joven, aunque de momento no luzca mucho. Las plantas jóvenes se adaptan mejor al nuevo entorno, y serán menos sensibles a plagas y enfermedades. Ten paciencia porque tu plantita, en unos dos años habrá adquirido el esplendor equivalente al de las plantas más bonitas del vivero, y será tuya porque tu la habrás cultivado.