1488 Views |  Like

Jardines de mantenimiento mínimo

Si te gusta disfrutar de tu jardín, pero te falta el tiempo y el dinero necesarios para mantenerlo de forma convencional, tal vez te interese tener un jardín que se cuide a sí mismo como lo puede hacer un bosque, un jardín sostenible.

Hoy en día ya disponemos de muchos ejemplos exitosos de diseños de jardín sostenible. Es un hecho que se pueden crear bellos jardines, que precisen de muy poco mantenimiento: llenos de color, de fragancias y visualmente hermosos.
Las bases del diseño del jardín sostenible son:
• Escoger especies de plantas adaptadas al medio, procedentes a ser posible, de selección hecha a partir de ejemplares silvestres de la zona.
• Variedades vegetales caracterizadas por su resistencia a las enfermedades y plagas comunes en el lugar donde se han de ubicar.
• Sistema de riego por goteo automatizado, que incluya la fertilización, para proporcionar el agua y el abono imprescindibles en el momento idóneo.
• Limitar, o incluso eliminar, las superficies de césped. Si queremos superficies de hierba, es conveniente utilizar otro tipo de plantas menos exigentes en riego, siega y abonado.
• Instalar recubrimientos del suelo que sirvan para el control de las malas hierbas, como mulching de corteza, gravilla sobre una capa de no-textil negro, enlosados o adoquines.
Puestos en el caso concreto de un particular, con un jardín convencional, que desea transformarlo para que no le exija tanto tiempo de mantenimiento, el primer paso consistirá en identificar qué áreas del jardín nos exigen mayor dedicación de tiempo, y actuar sobre ellas para reducirlo.
Podemos, por ejemplo, eliminar parte de nuestro césped para convertirlo en un parterre de flores silvestres, con plantas perennes de floración escalonada a lo largo del año.
Para que esta trasformación sea exitosa, es imprescindible un buen diseño. La jardinería convencional centra su atención en uno o varios elementos vegetales muy elaborados o “difíciles”, en nuestro ejemplo un césped muy cuidado. El diseño sostenible busca el conjunto, el encanto de la diversidad, como reflejo de la propia naturaleza.
Un buen diseño, basado en un amplio conocimiento de la ecología de la zona, con variedad de plantas adaptadas a las condiciones de nuestro espacio, nos puede proporcionar un hermoso jardín de muy bajo mantenimiento.