1498 Views |  Like

El almendro en flor: primer anuncio de la primavera

En estas últimas semanas todos hemos podido observar algún almendro perdido en los límites de la ciudad, que nos obsequiaba con su abundante floración, como el de esta foto que fue tomada el febrero de 2014 y publicada en flick por Manuel Martin Vicente.

Los viejos almendros en flor que subsisten en las afueras de muchas zonas urbanas españolas, son heraldos de la primavera y notas de belleza espléndida en entornos degradados.

El almendro es un gran árbol para el jardín sostenible. No requiere riegos, apenas ha de ser abonado, y vive bien aunque te olvides de podarlo. Puede subsistir hasta setenta años sobre un suelo pedregoso y pobre, dando las primeras flores de la primavera, espesa sombra en verano, y dulces almendras a finales de septiembre.

Algunas variedades, como la Desmai, presentan un porte lánguido, de ramas caídas y hojas largas, que encajaría con poesía en un rincón de rocalla con tomillos y jaras.

Incomprensiblemente, una planta de tanto valor estético rara vez aparece en un jardín, y su presencia se ve relegada a los campos, sin que sea valorada como elemento posible para espacios urbanos. El olivo, su compañero en tierras de secano, sí que hace años que trascendió de los usos agrarios y, por su belleza, ocupa ya un lugar relevante en parterres ornamentales.

Es habitual que viejos almendros como el de la fotografía, se arranquen por poco productivos. Almendros de tronco y ramas retorcidos por los años, que ciertamente dan poco fruto, pero que mimados en un jardín, podrían llenar de flores todavía muchas primaveras.

Una buena noticia de este año es que se han agotado los plantones de almendro en los viveros, y hasta hay colas de pedidos para años venideros. Esto es debido al buen precio de la almendra de las tres últimas cosechas, acompañado de las noticias sobre el incremento de su consumo en China, la India y otros mercados asiáticos. Contribuye también a este auge la baja cotización de otros cultivos de secano, por lo que los agricultores se han inclinado hacia esta replantación masiva de almendros.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que al ritmo actual de plantaciones masivas, en España, Australia o Sudamérica, en pocas campañas se podría llegar a una superproducción mundial.

Pero de momento, en los campos de España, se plantan almendros en riego y en secano; en llanos y en laderas. Buenas señales para que, en primaveras venideras, la floración de almendros nuevos nos acompañe en paseos por campos y huertas.Almendro en flor