1763 Views |  Like

Agapanto africano, tuberosa de espectacular floración

Probablemente te haya llamado la atención cuando pasea por la calle, ya que abunda en parques y jardines, dado que exige muy pocos cuidados y permite cubrir con flores espectaculares el verano de paseos y parterres.

El Agapanto procede de Sudafrica, y es una planta perenne de la familia de las Liliaceas, que es la familia botánica a la que también pertenece el ajo, por lo que en algún lugar esta especie recibe el poco glamuroso nombre de Ajo africano.

Desarrolla impresionantes flores blancas o de color azul intenso, según variedades. Sus tallos florales pueden alcanzar 1,5 metros de altura, y además proporciona durante todo el año un follaje espeso y muy hermoso compuesto por hojas lineales que llegan a tener cincuenta centímetros de largo.

Si se siembra el tubérculo, tardará tres años en dar flor. Por eso es recomendable comprar en un buen garden, a finales de junio o principios de julio, una planta en floración, y llevársela a casa en su máximo esplendor.

Es planta de jardín, pero se adapta bien a vivir en maceta si dispone de buen riego y mejor drenaje. Le conviene la media sombra, y hay que evitar el sol de tarde en verano.

Resiste bastante bien el frio moderado del clima mediterráneo. Las heladas pueden llegar a -8ºC puntualmente sin afectarle, aunque un descenso hasta -15ºC seria fatal para sus raíces.

Para multiplicarlo se ha de dividir el rizoma en primavera y plantarlo en un nuevo tiesto o lugar del jardín alejado de la planta madre. Para manipular el Agapanto deben utilizarse guantes, porque toda la planta contiene substancias tóxicas que podrían causar irritaciones en la piel. Estas substancias tóxicas actúan como insecticidas naturales, por lo que la especie no es atacada por las plagas, aunque si devorada por caracoles y babosas, que habrán de ser eliminados.

Si el riego no es problema para ti en verano, el Agapanto puede una gran opción decorativa para tu terraza, patio o jardín.