1400 Views |  1

7 ideas para que su pequeño rincón verde parezca más grande

Las terrazas y los patios suelen ser pequeños. Conseguir que no resulten agobiantes puede ser fácil siguiendo estas directrices.
1.- Convierte tu jardín en una extensión de la casa, una habitación exterior. Las paredes pueden ser blancas, pero también se puede optar por pintarlas en colores intensos, o cubrirlas de azulejos, de forma que contrasten con las flores de las macetas. Hay que evitar los colores oscuros, o pasteles en la gama de marrones i verdes.
2.- Usa los muros para poner flores. Es el secreto del patio andaluz, donde colgar tiestos y cestos es lo clásico. Más modernos, los artilugios ideados para la jardinería vertical vienen preparados para el cultivo y el riego en frondosos muros, que imitan la vegetación de los acantilados.
3.- Pon una o dos plantas grandes, una kentia, un limonero, una aralia, que darán perspectiva y escala, por contraste con las plantas de porte más modesto.
4.- Sitúa las plantas grandes y los arbustos junto a los muros, dejando tanto espacio libre en el centro como sea posible.
5.- Solo en los espacios de más de 30 metros cuadrados te puedes permitir un parterre o césped, para superficies más pequeñas el suelo ha de estar pavimentado o enlosado en su totalidad. Si la superficie te permite césped y/o parterres, piensa que si se estrechan hacia el fondo, el jardín parecerá más ancho de lo que realmente es.
6.- Que el mobiliario ocupe poco espacio. Y conviene repetir materiales y formas, ya que el uso repetitivo ayuda a unificar el espacio y hace sentir que es mayor.
7.- Juega con los espejos. Todos sabemos que los espejos agrandan los espacios, pero a menudo olvidamos que las ventanas y los ventanales, en las horas de luz y vistas desde el patio, son espejos, y ayudan a engañar la vista multiplicando las plantas y los metros cuadrados.